clic

Inicio   Obra   Links   Galería   Agenda   Textos   Entrevistas   Contacto  
 
12/15/2015 9:14:16 PM La tetera de tu tía

Estaba sentado de pie y miré tu cuerpo con los ojos cerrados, completamente cerrados, la noche me encandiló por la luz del sol que quemaba por dentro el espacio quebrado de viejas maderas de hierro. 
Fue un sentimiento seco, profundo, sereno, tormentoso, líquido que me dijo sin gestos ni palabras que nuestro amor jamás comenzó, que estaba allí instalado entre nuestras piernas desde antes de antes de antes de empezar esta era, ¿como era....? el jarrón verde en la entrada de la casa de tu tía Helena y su tetera, su sonrisa y su calidez.
Te extraño morocha, te extraño en verano, en invierno, en otoño, te extraño tanto... que me siento de pie y me acuesto parado.