Escritos

Fragmentos & Poesías

UN REGALO MUY ESPECIAL

Pasó el tiempo, días, semanas, meses… Yo no me movía, estaba anclado en aguas profundas. El trajín de la vida ni siquiera me rozaba la piel. Nada penetraba la dura costra de cristal que recubría mis recorridos por un mundo absurdo desde que salía de mi casa hasta que volvía cerca de mis hijos, del jardín, del perro… de las pocas cosas que seguían explicándose sin palabras. Sólo hablar de

Leer Más »

EL ENTIERRO DE LA SEMILLA HUMANA

A las once de la mañana llegaron los chicos. Mi cuñado los había traído para que almorzaran con nosotros y se volvió a San Miguel. Eva estaba leyendo el diario en la cama. Escuché el timbre y cuando abrí vi ese cuadro limitado por el marco de la puerta en cuya tela se dibujaban mis dos hijos. Adelante Gabrielito con la nariz perfecta de la madre y la boca abierta

Leer Más »

Nadie

Hay paisajes donde los fogones frente al mar son enormes y las chispas vuelan lejos antes de caer en tierra o arena, sobre el pasto verde oscuro de la noche. El sonido altisonante de las voces y las risas se escuchan desde lejos,  el crepitar de las maderas las ocasionales explosiones entregan el olor de las resinas. Sentados reciben el calor en los semblantes, las manos, el torso, las piernas

Leer Más »

EL FLACO ABEL

(Relato que pertenece al libro El Duelo) La calculadora me fastidiaba cada vez más. Hice cuatro veces la misma operación, sumé la factura y agregué el impuesto, pero ningún resultado coincidía. El cliente esperaba ansioso y lo demostraba con su rostro rígido y la mirada clavada en mis manos. Detrás, cinco o seis esperaban con resignación indígena ser atendidos. ¿Por qué llegaban todos juntos a la hora de cerrar? Los miré

Leer Más »

A fuego lento

A veces pienso que nuestro amor yo me lo invento y que jugás con mi emoción como en un cuento Sentado en el bar de nuestro puerto, te veo caminar en el silencio y los perfumes del  mar que trae el viento, acarician mi piel como tu aliento. Extraño el gesto de tus manos cuando muestran lo que sentís con movimientos extraño comer juntos y hablar sobre proyectos Aunque me

Leer Más »

Haz

Haz quebrado con tu cuerpo y tu olor mi manera ordinaria de habitar la situación. Vos sabés que todo acontecimiento es un momento de verdad, porque resulta imposible negar lo que nos pasa. Hay una escena de los dos,  donde tus defectos me excitan, porque tus defectos no soy yo, son vos. Porque tus ideas salen de tu cabeza y no de la mía, porque te gusta el limón y

Leer Más »

Menú

Copyright © Miguel Ortemberg 2019

Contacto

info@miguelortemberg.com.ar